Parálisis facial en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Qué indica el entumecimiento de la cara

El nervio facial es el que más se lesiona de todos los pares craneales causando el trastorno neuromuscular llamado parálisis facial. La lesión del nervio facial impide el movimiento normal de diferentes músculos como: frente, párpados y boca; así como, la expresión de las emociones. La parálisis de los músculos faciales causa asimetría, ocasionando problemas psicológicos y emocionales.

¿Cuáles son los tipos de parálisis facial? 

Parálisis facial central:

Es causada por afección de la neurona motora superior y se acompaña con frecuencia de hemiplejia del mismo lado de la lesión. Afectando al movimiento voluntario de la parte inferior de la cara, pero no a los músculos frontal y orbicular de los párpados.

Parálisis facial periférica:

También es conocida como parálisis de Bell, de neurona motora inferior o parálisis idiopática; es causada por la afección aguda del nervio facial a nivel periférico; origina pérdida del movimiento voluntario en todos los músculos faciales del lado afectado y es la más común de las parálisis.

La parálisis facial periférica puede ser unilateral o bilateral, completa si abarca todos los músculos del lado afectado, o parcial si sólo afecta a un grupo de ellos. La forma de parálisis más común es unilateral, afectando la hemicara ipsilateral del nervio lesionado. 

Parálisis facial congénita:

Asimismo, se ha descrito un tipo de parálisis facial congénita que pertenece al grupo de enfermedades caracterizadas por anormalidades en ojo, párpado, y/o el movimiento facial, referidos como desórdenes craneales congénitos que incluyen:

  • Síndrome de Duane
  • Parálisis horizontal de la mirada fija
  • Síndrome de DiGeorge
  • Síndrome de CHARGE
  • Síndrome de Möbius.

Este último es una alteración genética que afecta al normal desarrollo y diferenciación de los rombómeros 4 y 7 donde se originan los núcleos branquiomotores generando parálisis facial bilateral. La etiología descrita en esta malformación es una mutación de los genes de tipo Hox (precisamente del gen Hoxb1) que altera el normal desarrollo del rombómero.

¿Cuales son los signos y los síntomas de la parálisis facial?

Dependen del lugar de la lesión en el nervio facial, pero estos son los más comunes:

  • Los pliegues y arrugas de la hemicara están ausentes o indefinidos.
  • La comisura de la boca se ve caída.
  • Hay una mayor secreción de saliva y lágrima.
  • También existe una exposición de la córnea a causa de la dificultad para cerrar los ojos
  • Pérdida del reflejo de parpadeo.

La asimetría ocasionada por la parálisis se evidencia más cuando el paciente realiza los siguientes movimientos:

  • Formar arrugas horizontales en la frente al elevar las cejas
  • Fruncir el entrecejo
  • Arrugar la nariz
  • Apretar labios
  • Abocinar la boca para soplar o silbar.

Asimismo, se observará asimetría al sonreír y hablar. Los líquidos ingeridos se pueden derramar, los alimentos sólidos se quedan acumulados entre la encía y el maxilar

  • Hiperacusia

Una alteración que se presenta en la audición es la hiperacusia, la cual se define como hipersensibilidad a los sonidos cotidianos, percibidos como insoportables, fuertes o dolorosos. Aunque la hiperacusia se puede presentar como un daño a nivel central, en el caso de la parálisis facial se presenta si la lesión es proximal al nervio del estapedio, tras la disminución o ausencia del reflejo estapedial.

Otras características de la parálisis facial periférica son la presencia de:

  • Otitis
  • Dolor cercano al mastoides
  • Formación excesiva de lágrimas
  • Pérdida sensorial en la piel y músculo
  • Pérdida del sabor en la mitad de la lengua

¿Cuáles son las causas de la parálisis facial?

Cuando la parálisis facial no tiene una causa aparente se le conoce como parálisis facial primaria o idiopática (parálisis de Bell), mientras que al tener una causa detectable, se le conoce como parálisis secundaria.

Parálisis de Bell

La causa exacta de la parálisis de Bell sigue siendo desconocida, pero se cree que está relacionada con la inflamación y edema del nervio facial debido a una infección viral. Los virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1), que es el mismo virus que causa el herpes labial, ha sido frecuentemente asociado con la parálisis de Bell. La teoría es que el virus puede reactivarse y causar inflamación en el nervio facial, llevando a la debilidad o parálisis.

Infecciones

Además del HSV-1, otras infecciones pueden ser causantes de la parálisis facial. Por ejemplo, la enfermedad de Lyme, causada por la bacteria Borrelia burgdorferi transmitida por garrapatas, puede provocar parálisis facial, especialmente en áreas donde la enfermedad de Lyme es común. Otras infecciones, como otitis media (infección del oído medio) o meningitis, también pueden afectar el nervio facial.

Trauma

El trauma en la cabeza o en el rostro puede dañar el nervio facial, resultando en parálisis. Esto puede ocurrir a través de fracturas en los huesos faciales o daños directos al nervio durante una cirugía.

Tumores

Los tumores que crecen en o cerca del trayecto del nervio facial, como los neuromas acústicos (tumores del nervio que conecta el oído con el cerebro), pueden presionar el nervio y causar parálisis.

Enfermedades Neurológicas

Condiciones neurológicas, como la esclerosis múltiple, pueden afectar al nervio facial. En la esclerosis múltiple, el sistema inmunitario ataca por error la cubierta protectora de los nervios, lo que podría incluir al nervio facial.

Síndromes Congénitos

Algunos síndromes congénitos pueden presentar parálisis facial como uno de sus síntomas, como el síndrome de Moebius, que es una rara condición congénita caracterizada por la debilidad o parálisis de los músculos faciales.

Condiciones Médicas

Condiciones médicas que causan inflamación o presión en el área del cerebro y los nervios, como la hipertensión o la diabetes, pueden incrementar el riesgo de parálisis facial.

Es importante recordar que la parálisis facial puede tener un impacto significativo en la vida de una persona, afectando su capacidad para expresarse facialmente, hablar, comer, e incluso cerrar el ojo del lado afectado. Aunque muchas personas experimentan una recuperación completa, el tratamiento temprano y adecuado es crucial para mejorar las probabilidades de recuperación y minimizar los daños a largo plazo. En este sentido, se alienta a las personas a buscar atención médica inmediata ante los primeros signos de parálisis facial para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuados.

¿Cuál es el tratamiento de la parálisis facial?

El tratamiento de la parálisis facial depende si es central o periférica debido a la etiología, la causa más común de parálisis facial central es un accidente cerebrovascular en donde el tratamiento para el mismo es la base, y la causa más común de parálisis facial periférica es la infección viral por herpes por lo cual el aciclovir es el tratamiento farmacológico de elección, pero para una buena recuperación requerirá de terapia de neurorehabilitación facial.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes