Parálisis facial en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Puede haber espasmo hemifacial por estrés?

El estrés no sólo afecta la salud mental, sino que también puede afectar la salud física. Los resultados pueden ser abrumadores, desde niveles elevados de colesterol y presión arterial hasta trastornos en el sueño, por ejemplo insomnio. Los tics o espasmos faciales pueden ser una de esas cosas.

El estrés puede ser un factor desencadenante o exacerbante del espasmo hemifacial en algunas personas. El estrés crónico o situaciones estresantes pueden aumentar la tensión muscular en general, lo que puede provocar o agravar los síntomas del espasmo hemifacial en quienes son susceptibles a este trastorno.

¿Por qué me tiembla el ojo?

Los espasmos oculares son un tipo de movimiento incontrolable del ojo, los músculos del párpado o partes de la cara inmediatamente alrededor del ojo. En muchos casos, los tics en los ojos son normales y es algo que todo el mundo experimenta. Pero a veces puede ser un síntoma de un problema que necesita atención médica. 

¿Qué es un espasmo hemifacial?

El espasmo hemifacial es un trastorno neurológico caracterizado por contracciones involuntarias e intermitentes de los músculos de un lado de la cara. Estas contracciones pueden variar en intensidad y duración y pueden afectar desde la mandíbula hasta los músculos alrededor del ojo. A menudo, el espasmo hemifacial se desarrolla gradualmente y puede empeorar con el tiempo.

Tanto hombres como mujeres pueden sufrir espasmos hemifaciales. Las mujeres mayores de 40 años tienen más probabilidades de padecer esta afección.

¿Cuáles son los síntomas de un espasmo hemifacial?

Los síntomas comunes del espasmo hemifacial incluyen sacudidas de los músculos de la cara, que con mayor frecuencia son:

  • Se limita a un lado de la cara
  • No es controlable.
  • No es doloroso

 Estos movimientos musculares, también llamados contracciones, suelen comenzar en el párpado. Luego podrían pasar a la mejilla y la boca del mismo lado de la cara. Al principio, los espasmos hemifaciales van y vienen. Pero, durante meses o años, ocurren casi todo el tiempo. 

A veces, los espasmos hemifaciales ocurren en ambos lados de la cara. Sin embargo, las contracciones no ocurren en ambos lados de la cara al mismo tiempo.

¿Qué ocasiona un espasmo hemifacial?

Un vaso sanguíneo que toca un nervio facial es la causa más común de espasmo hemifacial. Este nervio controla los músculos faciales, y cualquier presión o irritación puede provocar la aparición de espasmos involuntarios. Una lesión del nervio facial o un tumor también pueden causarlo. A veces se desconoce la causa. 

El espasmo hemifacial a veces comienza como resultado de:

  • Ansiedad
  • Estrés
  • Fatiga

Sin embargo, es importante destacar que el espasmo hemifacial puede tener múltiples causas, y el estrés es solo uno de los posibles desencadenantes. Otros factores que pueden contribuir incluyen anomalías vasculares o problemas relacionados con la degeneración nerviosa.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de un espasmo hemifacial?

El especialista realizará un examen neurológico para diagnosticar el espasmo hemifacial. Los exámenes neurológicos ayudan a evaluar la función cerebral. Probablemente el paciente requerirá de una resonancia magnética (MRI). Una resonancia magnética utiliza ondas de radio e imanes para crear imágenes del interior del cuerpo.

¿Cuál es el tratamiento de un espasmo hemifacial?

Dependiendo de la gravedad de los síntomas, el neurólogo puede recomendar:

Medicación oral:

 Los fármacos pueden ser la primera línea de tratamiento si los síntomas son leves. Estos medicamentos interrumpen las señales eléctricas del cerebro que provocan espasmos.

Inyecciones de toxina botulínica tipo A (botox)

Para la mayoría de las personas, las inyecciones de toxina botulínica son el tratamiento más eficaz para el espasmo hemifacial.

El especialista utiliza una pequeña aguja para inyectar una pequeña cantidad de toxina botulínica alrededor de los músculos faciales afectados. Estas inyecciones debilitan temporalmente los músculos y detienen los espasmos. La mayoría de las personas necesitan inyecciones cada tres a seis meses.

Cirugía

Un vaso sanguíneo que presiona el nervio facial puede provocar espasmos. En este caso, los especialistas recomendarán una cirugía de descompresión microvascular

En la cirugía MVD, el cirujano utiliza una pequeña placa de metal para aliviar la compresión y así detener los espasmos faciales. Durante el procedimiento, el cirujano:

¿Existe una cura para el espasmo hemifacial?

No existe una cura garantizada para el espasmo hemifacial. Para la mayoría de las personas, los síntomas mejoran o desaparecen con tratamiento. 

El espasmo hemifacial suele ser una afección crónica (duradera). En general, si el paciente elige medicación oral o terapia con inyecciones, deberá continuar el tratamiento a largo plazo. Si interrumpe el tratamiento, los espasmos pueden regresar. 

La cirugía suele resolver los síntomas del espasmo hemifacial. Pero, incluso con la cirugía, existe la posibilidad de que los espasmos regresen.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes