Parálisis facial en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Utilidad del examen de lágrima basal en parálisis facial

La parálisis facial es una afección que afecta los músculos de un lado del rostro, resultando en una pérdida de movimiento y expresión facial. Puede ser causada por una variedad de factores, incluyendo:

  • Infecciones virales como el herpes zóster,
  • Traumatismos craneales
  • Tumores
  • Eventos cerebrovasculares
  • Trastornos neurológicos como la esclerosis múltiple.

El examen de lágrima basal es una herramienta esencial en la evaluación de la parálisis facial, ya que nos permite evaluar la salud y función del sistema lagrimal, que puede verse afectado debido a la disfunción neurológica asociada con esta condición.

Este examen proporciona información valiosa sobre la capacidad del ojo para producir y distribuir lágrimas de manera adecuada, lo que es crucial para mantener la superficie ocular lubricada y protegida.

¿En qué consiste el examen de lágrima basal?

El examen de lágrima basal en la parálisis facial es una evaluación especializada que se realiza para analizar la calidad y cantidad de lágrimas producidas por el ojo afectado por la parálisis facial. Consiste en una serie de pruebas diseñadas para evaluar la salud y función del sistema lagrimal, que puede verse comprometido debido a la disfunción neurológica asociada con la parálisis facial. 

A continuación, se describen los componentes principales del examen de lágrima basal:

  • Prueba de Schirmer:

Esta prueba mide la cantidad de lágrimas producidas por el ojo en un período de tiempo determinado. Se coloca una tira de papel de filtro en el borde del párpado inferior, y se registra la cantidad de lágrimas que se absorbe en la tira después de un tiempo específico, generalmente cinco minutos. Una producción reducida de lágrimas puede indicar sequedad ocular o disfunción lagrimal.

  • Tiempo de ruptura de la película lagrimal:

Esta prueba evalúa la estabilidad de la película lagrimal, que es crucial para mantener la córnea lubricada y protegida. Se coloca una pequeña cantidad de colorante en el ojo y se observa el tiempo que tarda en aparecer el primer punto seco en la superficie de la película lagrimal después de un parpadeo completo. Un tiempo de ruptura acortado puede indicar una película lagrimal inestable y aumentar el riesgo de sequedad ocular y daño corneal.

  • Evaluación de la producción de mucina y grasa:

Además de las lágrimas acuosas, la película lagrimal también contiene mucina y grasa, que son importantes para mantener la estabilidad y lubricación de la superficie ocular. Se puede realizar una evaluación adicional para determinar la cantidad y calidad de mucina y grasa en la película lagrimal.

  • Examen de la superficie ocular:

Durante el examen, el especialista en parálisis facial también puede examinar la superficie del ojo para detectar signos de sequedad, irritación, erosiones corneales u otras anormalidades que puedan ser causadas por la parálisis facial. 

¿Qué puede detectar el examen de lágrima basal en la parálisis facial?

  • Sequedad ocular y síndrome del ojo seco:

La parálisis facial puede interferir con la producción y distribución normal de lágrimas, lo que puede resultar en sequedad ocular y molestias como ardor, picazón, sensación de cuerpo extraño y visión borrosa. El examen de lágrima basal nos permite evaluar la cantidad y calidad de las lágrimas y detectar signos de síndrome del ojo seco.

  • Problemas en el parpadeo y protección corneal:

El parpadeo es un mecanismo crucial para lubricar y proteger la córnea. En la parálisis facial, la capacidad para parpadear adecuadamente puede estar comprometida, lo que puede resultar en una exposición prolongada de la córnea y aumentar el riesgo de daño corneal, abrasiones o úlceras.

  • Alteraciones en la función autonómica:

La parálisis facial puede afectar la función del sistema nervioso autónomo, que controla las funciones involuntarias del cuerpo, incluida la producción de lágrimas. El examen de lágrima basal nos permite evaluar la función autonómica del sistema lagrimal y detectar cualquier anormalidad asociada. 

¿Cuáles son los beneficios de realizar el examen de lágrima basal en la parálisis facial?

  • Detección precoz y prevención de complicaciones oculares:

El examen de lágrima basal nos permite detectar problemas oculares relacionados con la parálisis facial en una etapa temprana, lo que nos permite intervenir y prevenir complicaciones graves, como úlceras corneales o daño permanente en la córnea.

  • Guiar el tratamiento y optimizar el cuidado ocular:

Los resultados nos ayudan a diseñar un plan de tratamiento personalizado para abordar los problemas oculares asociados con la parálisis facial. Esto puede incluir el uso de lágrimas artificiales, geles o ungüentos lubricantes, lentes de contacto especiales, oclusión punctal o tratamientos adicionales según sea necesario.

  • Mejorar la comodidad y la calidad de vida:

Al abordar los problemas oculares y mejorar la lubricación y protección de la córnea, podemos ayudar a mejorar la comodidad y la calidad de vida de nuestros pacientes, permitiéndoles disfrutar de una visión clara y sin molestias.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes