Parálisis facial en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cuáles son los factores de riesgo de parálisis facial? 

Por lo general, la causa de la parálisis del nervio facial sigue siendo desconocida y recibe el nombre de «parálisis de Bell». La parálisis de Bell tiene una incidencia de 10 a 40 por 100.000 siendo un diagnóstico de exclusión. Suele presentarse como una lesión de la neurona motora inferior con parálisis unilateral total. Se cree que existe un período prodrómico viral y puede ser recurrente hasta en 10% de los pacientes; sin embargo, la presencia de parálisis del nervio facial tiende a presentarse por completo durante las primeras 24 a 48 horas.

El daño al nervio por la compresión dentro del canal óseo puede provocar edema y presión secundaria, lo que resulta en isquemia y función reducida. La recuperación puede tardar hasta 1 año y es incompleta hasta en el 13% de los pacientes por lo que requieren de terapia de neurorehabilitación fascial.

Existen además otras causas más definidas que pueden provocar parálisis del nervio facial, las cuales enumeramos a continuación.

Traumatismos

Las fracturas que afectan la parte petrosa del hueso temporal y las heridas faciales que atraviesan las ramas del nervio facial pueden causar parálisis del nervio facial. El neurólogo debe buscar signos como:

  • Hemotímpano
  • Signo de Battles
  • Nistagmo.

Las fracturas del hueso temporal generalmente ocurren unilateralmente y se clasifican según el plano de fractura a lo largo de la cresta petrosa (es decir, longitudinal o transversal). Además, la lesión iatrogénica durante la cirugía otológica, parótida y del neuroma acústico puede provocar daño traumático al hueso temporal. 

Infecciones

Virales:

Infección por herpes zóster que provoca parálisis facial debido a ganglionitis geniculada (también conocida como síndrome de Ramsay Hunt (RHS). El virus permanece latente en el ganglio geniculado.

El ganglio geniculado también recibe inervación del nervio glosofaríngeo, en consecuencia, el virus activo puede producir un período prodrómico de otalgia y erupciones vesiculares dentro del conducto auditivo externo así como en el paladar blando (distribución del nervio glosofaríngeo).

Además, hasta el 40% de los pacientes con RHS desarrollan vértigo debido a la afectación del VIII par craneal (nervio vestibulococlear). 

Bacteriana:

La otitis media aguda puede causar dehiscencia dentro del canal facial y provocar parálisis nerviosa. Además, los colesteatomas y la otitis externa necrotizante pueden causar parálisis del nervio facial.

Una causa poco común de parálisis del nervio facial es la enfermedad de Lyme, con síntomas como:

  • Picadura de garrapata
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Artralgia
  • Eritema migratorio que ocurren entre 1 y 2 semanas después de la exposición a la garrapata.

La afectación cardíaca (miopericarditis) y la artritis también pueden ocurrir como parte del síndrome. Cualquier paciente que presente antecedentes de eritema migratorio y exposición a viajes al extranjero requiere una investigación inmediata para detectar la enfermedad de Lyme. 

Neoplasia:

Una parálisis facial de progresión lenta debe hacer sospechar una enfermedad maligna y obligar a realizar un examen completo y exhaustivo de la cabeza y el cuello. Las neoplasias malignas que provocan parálisis del nervio facial incluyen (pero no son exclusivas de) neoplasias malignas de parótida, neuromas faciales y acústicos, meningiomas y quistes aracnoideos. Todos estos se presentarán con diversos grados y manifestaciones de parálisis del nervio facial debido a la ubicación relativa del tumor.

Parálisis del nervio facial en niños

Las causas de la parálisis del nervio facial en niños se clasifican en congénitas o adquiridas. Las causas adquiridas son las mismas que en los adultos, como se describió anteriormente, y todas las etiologías anteriores pueden ocurrir en niños.

Las causas congénitas incluyen:

  • Traumáticos como parto con fórceps, o parto por cesárea.
  • Los casos sindrómicos incluyen aquellos con anomalías craneofaciales como el síndrome de Moebius, el síndrome de siringobulbia de Goldenhar y las malformaciones de Arnold Chiari. 
  • Causas genéticas los loci cromosómicos 3q21-22 y 10q21.3-22.1 se han aislado como causas de formas hereditarias de parálisis facial.

Vale la pena señalar que la descompresión quirúrgica del nervio facial dentro del segmento laberíntico no se recomienda para la población pediátrica ya que las investigaciones no han logrado demostrar resultados beneficiosos y existe un riesgo significativo de pérdida auditiva neurosensorial con el procedimiento. Parálisis bilateral del nervio facial 

La paresia bilateral del nervio facial es una rama poco común pero esencial de la parálisis del nervio facial. La parálisis bilateral es importante ya que es mucho más probable que represente una manifestación sistémica de la enfermedad, siendo menos del 20% de los casos idiopáticos. La enfermedad de Lyme representa una parte importante de las parálisis bilaterales del nervio facial y representa alrededor del 35% de los casos. Otras consideraciones diferenciales importantes incluyen el síndrome de Guillain-Barré, la diabetes y la sarcoidosis. 

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes