Parálisis facial en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Manejo del lagrimeo en la parálisis facial

La parálisis facial es una condición que afecta a muchas personas, causando debilidad o parálisis de los músculos de la cara. Esta condición puede deberse a diversas causas, como infecciones virales, enfermedades neurológicas, lesiones físicas, o incluso cirugías. Un síntoma común y molesto que experimentan muchos pacientes con parálisis facial es el lagrimeo excesivo.

¿Por qué ocurre el lagrimeo cuando tenemos parálisis facial?

El lagrimeo o epífora, ocurre cuando hay una producción excesiva de lágrimas o una incapacidad para drenar las lágrimas adecuadamente. En la parálisis facial, el músculo orbicular de los párpados puede verse afectado, lo que dificulta el parpadeo y la distribución uniforme de las lágrimas sobre la superficie del ojo. Esto puede llevar a una acumulación de lágrimas que termina desbordándose por el borde del párpado, causando incomodidad y problemas de visión.

¿Cuáles son las causas del lagrimeo en la parálisis facial?

Las causas del lagrimeo en la parálisis facial pueden variar, pero algunas de las más comunes incluyen:

  • Disfunción del nervio facial:

La parálisis facial a menudo implica el nervio facial (nervio craneal VII), que controla los músculos del parpadeo. Cuando este nervio está dañado, puede resultar en una incapacidad para cerrar completamente los ojos, causando una mayor exposición del ojo y lagrimeo.

  • Ectropión:

Es una condición en la que el párpado inferior se vuelve hacia afuera. En la parálisis facial, la debilidad muscular puede llevar al ectropión, lo que impide que las lágrimas se drenen adecuadamente por el conducto lagrimal.

  • Reflejo de crocodilo:

También conocido como «lagrimeo cocodrilo», este fenómeno ocurre cuando el nervio facial se regenera de manera incorrecta, causando que los estímulos destinados a las glándulas salivales también activen las glándulas lagrimales.

¿Qué estrategias existen para el manejo del lagrimeo cuando tenemos parálisis facial?

Afortunadamente, hay varias estrategias que pueden ayudar a manejar el lagrimeo en pacientes con parálisis facial. A continuación, se presentan algunas de las más efectivas:

1. Lubricación del ojo:

Usar lágrimas artificiales o geles lubricantes puede ayudar a mantener la superficie del ojo húmeda y cómoda. Esto es especialmente útil en casos donde el parpadeo es insuficiente para distribuir las lágrimas naturalmente.

2. Parche para el ojo:

Durante la noche, se recomienda usar un parche para proteger el ojo y evitar la sequedad. También se puede usar durante el día en situaciones donde el ojo está expuesto a irritantes ambientales.

3. Ejercicios de rehabilitación:

La fisioterapia y los ejercicios específicos pueden ayudar a mejorar el tono muscular y la función del nervio facial. Un fisioterapeuta especializado en parálisis facial puede proporcionar un programa personalizado de ejercicios.

4. Cuidado del párpado:

En casos de ectropión, los médicos pueden recomendar el uso de cinta quirúrgica para sostener el párpado en su lugar. También se pueden realizar masajes suaves en el párpado para estimular la circulación y mejorar el tono muscular.

5. Medicamentos:

En algunos casos, los médicos pueden prescribir medicamentos para reducir la producción de lágrimas o para tratar infecciones subyacentes que puedan estar contribuyendo al lagrimeo excesivo.

6. Cirugía:

En casos severos, se puede considerar la cirugía para corregir el ectropión o para mejorar la función del párpado. Las opciones quirúrgicas pueden incluir la reparación del párpado, el levantamiento del párpado inferior, o la corrección del canal lagrimal. 

¿Cuáles son los tratamientos alternativos para el lagrimeo cuando tenemos parálisis facial?

  • Inyecciones de toxina botulínica (Botox):

Estas inyecciones pueden ayudar a reducir el lagrimeo excesivo al disminuir la producción de lágrimas. El Botox se inyecta en las glándulas lagrimales, reduciendo temporalmente su actividad.

  • Masajes y terapias alternativas:

Los masajes faciales y la acupuntura pueden ayudar a mejorar la circulación sanguínea y estimular los nervios faciales, promoviendo la recuperación y reduciendo el lagrimeo.

  • Terapia con láser:

Esta terapia puede ayudar a mejorar la función del nervio facial y reducir la inflamación, lo que puede disminuir el lagrimeo excesivo.

¿Qué consideraciones adicionales se deben tomar en cuenta con el lagrimeo cuando tenemos parálisis facial?

Además de las estrategias mencionadas, hay algunas consideraciones adicionales que pueden ayudar a manejar el lagrimeo en la parálisis facial:

  • Evitar irritantes:

Minimizar la exposición a irritantes como el viento, el polvo, y el humo puede reducir el lagrimeo. Usar gafas protectoras cuando se esté al aire libre puede ser útil.

  • Mantener una buena higiene ocular:

Limpiar regularmente el área alrededor de los ojos con una solución salina o un limpiador ocular recomendado por el médico puede prevenir infecciones y reducir la irritación.

  • Consultar regularmente al oftalmólogo:

Es importante tener chequeos regulares con un oftalmólogo para monitorear la salud ocular y ajustar el tratamiento según sea necesario.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes